Elad Larom | Voodoo Child

6 de septiembre - 27 de octubre de 2018

En 1968, el trío The Jimi Hendrix Experience publicó la canción “Voodoo Child”. Una de las características principales fue el uso extraordinario que hizo Hendrix del pedal wah-wah con su guitarra, un efecto que mezclaba sonidos similares a la voz humana. El origen de “Voodoo Child” fue otra canción semejante, “Voodoo Chile”, y esta última se basó en “Rollin’ Stone” de Muddy Waters. En ambas Voodoos, Hendrix reivindicaba su origen en el Delta Blues (uno de los estilos conocidos más antiguos) y lo ligaba a su destino. La figura del Voodoo Child actuaba como mediador entre la realidad conocida y lo mágico y desconocido. Se movía bien en el presente pero estaba en el futuro.

Elad Larom, MASK BRUTAL (series), 2017, gouache on paper_1, 31X21 cm.jpeg
Elad Larom, VOODOOCHILD (series), 2018, gouache on paper_6, 30X23 cm.jpeg

Las obras de Elad Larom que forman "Voodoo Child" tienen como origen imágenes eclécticas. El artista ha pintado vestimentas y máscaras, a veces mezclando de diferentes culturas, como corbatas occidentales con diseños de otras culturas. Algunas de las imágenes de las que el artista parte son reconocibles en sus obras y otras son irreconocibles.  Desde una imagen clave arquetípica de máscaras tradicionales africanas, hasta corbatas europeas y máscaras de gas caseras de manifestantes palestinos. Tradicionalmente, en una tribu o grupo que respetaba y seguía las leyes de sus antepasados, la máscara, y los atuendos que la acompañaban en los ritos espirituales y religiosos, a parte de servir para proteger y transformar a su portador, también conectaban sus orígenes con lo desconocido. Actualmente, en sus usos de carácter político, la máscara sirve para proteger al que la lleva en la reivindicación de un destino concreto, común al grupo.

Leer reseña crítica en Diario de Avisos

Más información sobre el artista